Esta sesión fotográfica partió de la inquietud ante el aspecto formal de este insecto, cuya estética ha sido reconocida por su singularidad. La serie consistió en desmenuzar al sujeto para descubrir sus cualidades de color, proporción, simetría, repetición, densidad y textura. Las composiciones se fueron generando a lo largo del proceso sin bocetaje, puesto que no podía predecirse qué se obtendría del animal.

Encontrado en la intemperie, seguramente con varios días de muerto, el sujeto perdió no solo piezas del cuerpo, sino también el brillo característico de esta clase de insectos. La serie resalta estos factores, y también genera material para comparar composiciones, del todo y de sus partes; ya sean en conjunto o individuales.

Info

English